POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


jueves, 19 de enero de 2017

CURIOSIDADES LITERARIAS: La frase más larga en una novela


EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO es una novela de Marcel Proust, escrita entre 1908 y 1922 que consta de siete partes, las tres últimas son póstumas. Es ampliamente considerada una de las cumbres de la literatura francesa y universal.
Esta obra contiene la frase más larga escrita en una novela:
 
"Sofá surgido del sueño entre los sillones nuevos y muy reales, unas sillas pequeñas tapizadas de seda rosa, tapete brochado a juego elevado a la dignidad de persona desde el momento en que, como una persona, tenía un pasado, una memoria, conservando en la sombra fría del salón del Quai Conti el halo de los rayos de sol que entraban por las ventanas de la Rue Motalivet (a la hora que él conocía tan bien como la propia madame Verdurin) y por las encristaldas puertas de La Raspèhere, adonde la habían llevado y desde donde miraba todo el día, más allá del florido jardín, el profundo valle de la mientras llegaba la hora de que Cottard y el violinista jugaran su partida; ramo de violetas y de pensamientos al pastel, regalo de un gran amigo va muerto, único fragmento superviviente de una vida desaparecida sin dejar huella, resumen de un gran talento y de una larga amistad, recuerdo de su mirada atenta y dulce, de su bella mano llena y triste cuando pintaba; un arsenal bonito, desorden de los regalos de los fieles que siguió por doquier a la dueña de la casa y que acabó por adquirir la marca y la fijeza de un rasgo de carácter, de una línea del destino; profusión de ramos de flores, de cajas de bombones que, aquí como allí, sistematizada su expansión con arreglo a un modo de
floración idéntico: curiosa interpolación de los objetos singulares y superfluos que aún parece salir de la caja en la que fueron ofrecidos y que siguen siendo toda la vida lo que en su origen fueron, regalos de Año Nuevo, en fin, todos esos objetos que no sabríamos diferenciar de los demás, pero que para Brichot, veterano de las fiestas de los Verdurin, tenían esa pátina, ese aterciopelado de las cosas a las que añade su doble espiritual, dándoles así una especie de profundidad; todo esto, disperso, hacía cantar para él, como teclas sonoras que despertaran en su corazón semejanzas amadas, reminiscencias confusas y que en el salón mismo, muy actual, donde ponían su toque acá y allá, defininían, delimitaban muebles y tapices, como lo hace en un día claro un cuadrado de sol seccionando la atmósfera, los tapices y de un cojín a un jarrón, de un taburete al rastro de un perfume, perseguían con un modo de iluminación en el que predominaban los colores, esculpían, evocaban, espiritualizaban, daban vida a una forma que era como la figura ideal, inmanente en sus viviendas sucesivas, del salón de los Verdurin."

lunes, 16 de enero de 2017

FRASES. Hoy: Marguerite Duras

Marguerite Duras - Wikipedia, la enciclopedia libre

“En la vida llega un momento, y creo que es fatal, al que no se puede escapar, en que todo se pone en duda: el matrimonio, los amigos, sobre todo los amigos de la pareja. El hijo, no. El hijo nunca se pone en duda.” 
"Escribir", Marguerite Duras.

Adiós a Horacio Guarany (de la autora)



Horacio Guarany - Wikipedia, la enciclopedia libre


Buscar las palabras. Para expresar lo que uno siente. Podría decir que Guarany fue Ganador del Premio Konex de Platino en 1985 como el más importante cantante masculino de folklore de la historia en Argentina. Que llenó el Luna Park más de 20 veces en su carrera. Que filmó algunas películas. Que la dictadura militar hizo desaparecer todos sus discos. Que tuvo que irse del país como tantos otros artistas. Que en febrero de 2012 realiza una cuatrilogía contando su vida en forma musical en el Teatro ND Ateneo de Bs As, con 4 conciertos. O que no solo escribió sino que puso música a tantas letras de otros poetas y escritores. Y seguir sumando datos que busco y encuentro en muchos portales de Internet. Pero lo que quiero decir, y que no encontraré en ningún sitio virtual, es lo que realmente siento. O seguiré sintiendo aunque Guarany ya no esté. Lo mismo que me pasa con muchos cantantes o escritores. Porque su obra permanece. Entonces cuál es el mérito? Cuál es la fuerza de la obra? Esa que alguna vez penetró en nuestra sangre, por alguna causa, en alguna situación. Esa canción que nos retrotrae a algún momento, que con solo escucharla nos eriza la piel. Y entonces vuelvo. A los veranos con los Festivales de Cosquín. A los sabores del locro en mis labios. A las madrugadas escuchando “que el Chúcaro siempre será Chúcaro y gris”, mientras nos tapamos con una manta para protegernos del rocío fresco cordobés. A mi emoción contenida con su frase final de la Canción del Adiós: “pero te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti”. A mis preguntas sin respuesta sobre quién habrá sido la “Piel Morena” que lo inspiró. Llora una zamba la partida de un gran poeta. Pero eso, lo que no encuentro en Internet, estará siempre dentro mío como un legado.
 PUBLICADO EN EL DIARIO "LA OPINIÓN"- Rafaela (Santa Fe) Argentina- 17-01-17

Acá también recuerdan a Horacio Guarany - La Opinión

viernes, 13 de enero de 2017

LIBROS SUGERIDOS: Una suerte pequeña (Claudia Piñeiro)

Una suerte pequeña (Alfaguara, 2015) es una obra intimista escrita en primera persona que como poderoso thriller familiar, traza un retrato psicológico y social de un estrecho microcosmos y de los personajes que en él habitan. En este nuevo trabajo brillan las marcas propias de la autora: reflexión, análisis, intriga y una perturbadora prosa. A modo de bitácora de viaje, Piñeiro narra la vuelta de una mujer al lugar del que se vio obligada a huir veinte años atrás, y el inevitable encuentro con los fantasmas de su pasado.

«Yo misma no me reconozco cuando me busco en las fotos de aquella época. Solo conservo tres fotos, las tres con él, de tres momentos distintos. Ninguna con Mariano. Ya casi no las miro, dejé de hacerlo para poder curarme. Robert me pidió que no las mirara más, y tenía razón».

EXTRACTOS DE LIBROS: Hoy: Don Quijote (Miguel de Cervantes)

"... y si es que son de justa literaria, procure vuestra merced llevar el segundo premio, que el primero siempre se lleva el favor o la gran calidad de la persona, el segundo se le lleva la mera justicia, y el tercero viene a ser segundo, y el primero, a esta cuenta, será el tercero, al modo de las licencias que se dan en las universidades; pero, con todo esto, gran personaje es el nombre de primero."
(Don Quijote, Capítulo XVIII)

jueves, 24 de noviembre de 2016

Despedida a un escritor: José María Chiocarello



Las pérdidas físicas son siempre dolorosas. En este caso, debemos lamentar una pérdida también en el ámbito literario. José M. Chiocarello fue un gran escritor. De esos escritores silenciosos y observadores que dejan huellas. Sus huellas más íntimas. Sus palabras, sus pensamientos, sus ideas quedarán, como testimonio de su paso por la vida. Su libro, LUCES DEL OCASO, es un legado, como lo manifiesta en su poema “El legado”. Y un legado es siempre un regalo.  Por eso le agradecemos.  En el libro demuestra ser un gran observador del mundo, captador de momentos que bosquejan la vida, “urgido por el afán de comunicarse”. Así, nos encontramos con un panorama desde la ventana de su casa (“Ventanas”); ante la soledad y la rutina, y para evitar “caer en los abismos donde duermen todas las preguntas”, se ampara en sus silenciosas charlas con Fidel, su perro, quien “sólo responde con una mirada de lástima insolente”; en su lugar (“Mi lugar”) es donde intenta “atrapar las musas”; en “La vida ahora” reduce o amplía la medición del tiempo a momentos que quedan en la memoria; y así podríamos analizar sus otros tantos poemas y cuentos que nos llenan el alma. El uso de imágenes visuales colorean los versos, y las aliteraciones (“férrea formación de foráneos eucaliptos”) le dan la musicalidad necesaria para que quede grabado en los oídos del lector. Su legado es la poesía que “reza con devoción” y en el cuento demuestra su más honda sensibilidad, entrando en la piel de cada personaje (como en “El vuelo de Abel”), siempre intentando hacer un homenaje (al Padre Bonini, a Juana, a la Biblioteca, al cine).  Por eso un legado es siempre un regalo, que José nos dejó a través de sus palabras (“humildes obreras del lenguaje”), y que perpetuará en el tiempo y el espacio. Por eso, gracias José.