POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


miércoles, 21 de septiembre de 2016

17° GRAN SIEMBRA MUNDIAL DE LIBROS


Del 21 al 28 de Septiembre de 2016.

¿Cómo se participa de las Siembras mundiales de Libros?

QUÉ ES "SEMBRAR" UN LIBRO:
Para participar, deja un libro en un espacio público con una DEDICATORIA en una de sus páginas que indique:

- Que el libro forma parte de "EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS".

- Que es de quien lo encuentre pero que AL FINALIZAR SU LECTURA DEBERÁ SER LIBERADO, para que pueda ser disfrutado por otras personas nuevamente.

- EL DÍA Y EL LUGAR en dónde fue perdido, así en cada siembra será posible saber por dónde ha viajado.

RECUERDA! Si encontraste un libro la siembra pasada, DEBERÁS LIBERARLO cambiando la DEDICATORIA, para que otro lo pueda leer.

"La ley de la cosecha es cosechar más de lo que se siembra. Siembra un acto, y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosechas un carácter. Sembrar un carácter y cosechas un destino"
- James Allen

¿DÓNDE? EN CUALQUIER LUGAR DEL MUNDO

Participar de las Siembras de Libros es muy simple, cualquiera puede hacerlo en cualquier pueblo o ciudad del mundo donde se encuentre y no necesitas más que un libro, la voluntad de regalarlo a alguien que no conoces.
Ya ha participado gente en todo el mundo, desde Argentina, Uruguay, México, Japón, Canadá, Irlanda, España, Costa Rica, Chile, Perú, EEUU, Alemania, Italia, Colombia, Inglaterra, Sudáfrica, Australia, y muchos otros países más, así que no estarás solo y mientras más seamos, mejor será.
¿CÓMO?

Este maravilloso evento que organiza EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS ya cuenta con más de un millón de participantes en los años que se lleva haciendo. Y a ti sólo te llevará cinco minutos sumarte a esta aventura.

La idea es "sembrar" (dejar) un libro en un espacio público (farmacia, mercado, bar, transporte público, cine, museo, etc...). Pueden participar de la propuesta todos aquellos que lo deseen LIBERANDO un libro en la semana del 21 al 28 de Septiembre en el lugar donde vivan o se encuentren en ese momento.
http://www.elclubdeloslibrosperdidos.org/2015/04/como-se-participa-de-las-siembras.html

sábado, 17 de septiembre de 2016

Día del Profesor en Argentina

El 17 de septiembre  se conmemora el Día del Profesor en conmemoración de la muerte de José Manuel Estrada, docente y escritor argentino.

José Manuel Estrada

jueves, 15 de septiembre de 2016

Lluvia (Horacio Rega Molina)



¿Por qué la lluvia nos conmueve tanto,
si ella baja con ritmo paralelo,
hoy también como ayer, de un mismo cielo,
con un mismo dolor y un mismo canto?


¿Será tal vez el sugestivo encanto
de que, por un fenómeno gemelo,
nosotros nos hallamos en su duelo
y ella se reconoce en nuestro llanto? 


La lluvia trae algún recuerdo ausente
con la bruma del tiempo y la distancia.
Y es tal la evocación que, de repente, 


se nos figura, desde aquella estancia,
que hemos visto cruzar en la corriente
el barco de papel de nuestra infancia.


 (San Nicolás de los Arroyos, 1899-Buenos Aires, 1957) Escritor argentino. Poeta destacado, fue un notable cultivador del soneto. Entre sus obras más importantes figuran El poema de la lluvia (1922), La víspera del buen humor (1925), Domingos dibujados desde una ventana (1928), Sonetos con sentencia de muerte (1940), etc.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Maestra de campo- Luis Landrisina




Por la pereza del tiempo
el otoño estaba tibio,
ya que en el Chaco, el verano
es como dueño del sitio.
Y a veces demora en irse
sin importarle el destino.
Por eso es que aquella tarde
cuando bajó en la estación
del lerdo tren en que vino
su cuerpito era una brasa
por nuestro clima encendido.
Y se quedó en el andén
como asustada y con frío
por ser mucha juventud
pa´terreno tan arisco.
A más mujer, buenamoza
y en pago desconocido.
Y allí se quedó parada
en vago mirar perdido por,
por querer disimular
su temor a estar tan sola
y sin saber el camino.
Pero al momento nomás,
las toscas manos de un gringo,
callosas de tanto arar
y de pelearlo al destino
se acercaron bondadosas
y con ternura de niño
le dieron la bienvenida
en nombre de la escuelita
que hace mucho la esperaba
triste en el medio del monte
pa que alegrara a sus hijos.
Subieron al viejo carro
de aquel colono sufrido, y
y comenzaron a andar
entre una nube del polvo
por el reseco camino.
Cuando llegaron al rancho
la noche ya había encendido
sus farolitos del cielo
y el canto triste del grillo,
y fue por eso tal vez
que entre las cuatro paredes
de aquel su humilde cuartito
una angustiosa tristeza
entraba a clavar cuchillos
como queriendo matar
esa noble vocación
que en su pecho había nacido.
Pero llegó la mañana
y el sol con todo su brillo
desdibujó las tinieblas
que habían querido torcer
las huellas de su destino.
Y aunque llorando por dentro
masticando soledad
en aquel lejano sitio
puso firmeza en el paso
y fue a buscar el amor
de aquel puñado de niños
que hace mucho la esperaba
en la escuelita de campo
clavada en pampa del indio.
Y desde entonces su vida
se hizo horcón de guayacán
se hizo paredes de adobe
se hizo terrón para el quincho
y armó con todos sus años
aquel rancho para el alma
con un letrero invisible
que decía en letras de amor
"Aquí hay saber y cariño".
Y fueron 30 los años
y fueron muchos los niños
que luego se hicieron hombres
y mandaron a sus hijos.
Ella, ella no pudo tenerlos
porque la flor de su vida
se marchitó entre los montes
y nunca llegó el amor
a golpear en la ventana
de su rancho de cariño.
La escuela, la escuela
le había pedido
hasta ese sacrificio
que se quedase soltera
porque precisaba intacto
todo el amor que tuviera
para entregarlo a los chicos.
Y en eso, en eso de darlo todo,
un tibio día recibió
en una nota oficial
algo que la estremeció:
después de mucho esperar
el concejo le anunciaba
que había sido jubilada
en premio por su labor.
¿Era premio o era castigo?
Mil veces se preguntó.
No se vaya señorita,
quédese a vivir aquí,
si nosotros la queremos
por qué se tiene que ir.
Esas voces y unas manos
que se agitaban sin ruido
fueron únicos testigos
de aquella amarga partida.
Ella entraba en el olvido
allí dejaba sus años
allí dejaba su vida.
La polvareda del sulky
y manitos color tierra
fueron su único homenaje
en aquella despedida.
¡Adiós señorita Rosa!
¡Adiós maestra de campo!
En usted a todos les canto
los maestros de mi tierra
no sé si mi estrofa encierra
y expresa lo que yo siento,
pero tan solo pretendo
oponer a tanto olvido
mi simple agradecimiento,
ya que la Patria les debe
el más grande y merecido
de todos los monumentos.

domingo, 4 de septiembre de 2016

GENTE NECESARIA : Recitado por su autor, Hamlet Lima Quintana- Cantado por Enrique Llopis, Gieco, de los Santos -


Hay gente que con sólo decir una palabra                 
enciende la ilusión y los rosales,                                
que con sólo sonreir entre los ojos                            
nos invita a viajar por otras zonas,                            
nos hace recorrer toda la magia.                               

Hay gente que con sólo dar la mano                         
rompe la soledad, pone la mesa,                                
sirve el puchero, coloca las guirnaldas,                     
que con sólo empuñar una guitarra,                           
hace una sinfonía de entre casa.                               

Hay gente que con sólo abrir la boca                        
llega hasta todos los límites del alma,                       
alimenta una flor, inventa un sueño,                         
hace cantar el vino en las tinajas                               
y se queda después...como si nada.                         

Y uno...uno se va, de novio con la vida,                    
desterrando la muerte solitaria,                                 
porque sabe que a la vuelta de la esquina                
hay gente que es así, como vos, tan necesaria.     

  HAMLET LIMA QUINTANA  (nacido como Hamlet Romeo Lima, 15 de septiembre de 1923, Morón, provincia de Buenos Aires - 21 de febrero de 2002, Buenos Aires) fue un poeta argentino, autor de más de cuatrocientas canciones entre ellas la popular "Zamba para no morir" (música de Norberto Ambrós y Héctor A. Rosales).